jueves, 6 de agosto de 2009

En las alturas: ¿Doble ventana? No es una solución

Jose Ramón vive un una planta 14º de una edificio situado en Madrid capital.
Cuando le entregaron su vivienda las ventanas eran de aluminio con sistema de apertura corredero.

Con el tiempo se dió cuenta que por las ventanas le entraba mucho viento, debido a la altura, lo que le derivaba en unos gastos excesivos de calefacción y aire acondicionado, por lo que optó por poner unas dobles ventanas, delante de las ya existentes, también con sistema corredero.

Finalmente se dió cuenta que esta primera solución no le estaba dando resultado, ya que hoy por hoy el sistema corredero no es hermético y se encontraba con los siguientes problemas:
  • El viento seguía afectando a la vivienda, en menor medida, pero las ventanas seguían si ser estancas;
  • En verano, se formaba una cámara de calor entre las dos ventanas, que finalmente traspasaba a la vivienda.
Contactó con nosotros buscando una solución y finalmente instalamos ventanas Agodos de la Serie Agothermic en acabado: Madera de sapelly al interior y aluminio anodizado bronce al exterior, lo que le aportó el hermetismo demandado a la vez que daba un toque acojedor y decoraba las estancias.




Dar mayor uso a la terraza de la habitación: Zona de Lectura-Vestidor


En esta ocasión, nuestro cliente quería dar mayor uso a una terraza de la habitación principal, que no utilizaba debido a la poca intimidad que ofrecía, por la cercanía del edificio de enfrente y la cantidad de ruido y suciedad que entraba por la misma.

La idea fue cerrar la estancia para realizar una zona de lectura y vestidor, para lo cual se instalaron ventanas oscilo-batientes de dos hojas Agodos en madera de Roble al interior y aluminio de color al exterior, con persianas.

El resultado final, como se puede contemplar, es una zona acogedora y elegante, totalmente integrada en la vivienda, protegida frente a los cambios de temperaturas y a los ruidos, a la vez que se facilita la ventilación de la estancia con la posición oscilo de las ventanas, evitando así la entrada excesiva de polvo a la estancia.

a