miércoles, 13 de enero de 2016

Un buen cerramiento puede aportarte beneficios fiscales en 2016

En 2016  el Ministerio de Hacienda ha abierto la puerta a que los ayuntamientos puedan rebajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) hasta un 20% para las propiedades que más energía ahorren (letra A). Las que tengan una calificación B, recibirán una bonificación de hasta el 16% y si es C puede llegar al 12%. Las viviendas con D tendrán una rebaja máxima del 8% y del 4% si han conseguido la E. Las casas con peores resultados (F y G) o que carezcan de certificado, no podrán solicitar ninguna rebaja. 

El ahorro es evidente en el caso de los ciudadanos que van a comprar o alquilar una vivienda durante este año. Los mayores ahorros se van a notar en las facturas energéticas, que pueden reducirse a la mitad, o incluso más.

 “El planteamiento de una reducción en el impuesto pretende incentivar la rehabilitación energética de los edificios, pero no se puede pensar que solamente con esta medida vamos a provocar una decisión en el usuario, porque el presupuesto de las obras puede ir desde los 5.500 euros hasta los 21.000”, dice Jordi Bolea, gerente de la Fundación La Casa que Ahorra. 
“Hay que tener en cuenta que la rebaja del IBI no te va a pagar la reforma, pero una ayuda siempre es bienvenida”, piensa Javier Hernández Lario, gerente de la empresa de reformas Gahecor y vicepresidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANEER).
Para ver el artículo en detalle puede dirigirse a: Alivio fiscal para los más ecológicos.

No hay comentarios: